Blogia
LOS VERDES DE SANTA BRÍGIDA

ARTICULOS

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

REFLEXIONES DE AMALIA SOBRE EL DÍA MUNDIAL DEL MEDIO AMBIENETE

REFLEXIONES DE AMALIA SOBRE EL DÍA MUNDIAL DEL MEDIO AMBIENETE

Amalia Bosch Benítez Concejala de Medio Ambiente del Ayuntamiento de la Villa de Santa Brígida.

 

HITAMO

El Día Mundial del Medio Ambiente fue instituido en 1972 por Naciones Unidas, con el sano propósito de hacernos reflexionar sobre el efecto de nuestras acciones sobre el medio ambiente y encaminar nuestras políticas hacia su conservación. La sede elegida para su celebración es Ruanda, hábitat natural de los gorilas de montaña, especie gravemente amenazada, especialmente por los seres humanos. El gobierno de Ruanda ha lanzado una campaña para que bauticemos un bebé gorila, y para hacerlo debemos elegir un nombre. Un nombre alusivo al Día Mundial del Medio Ambiente. Se proponen hasta cuatro, yo he elegido uno: Hitamo.

 

Mi elección coincide con la del gobierno de Ruanda. El nombre hace referencia a la inteligencia de los gorilas para buscar alimento. Se mueven y se desplazan fuera de los límites geográficos del propio país. Se ha elegido este nombre para hacernos reflexionar sobre el hecho de que las especies no pueden ser condenadas a vivir en reservas nacionales. Se llama la atención sobre el hecho de que no se le pueden poner puertas al campo. De nada sirve criar en cautividad gorilas en zoológicos si su medio natural ya ha desaparecido. Es necesario conservar los hábitats, los ecosistemas, más allá de las fronteras nacionales.

Este año además ha sido proclamado "Año Mundial de la Biodiversidad", se celebró el pasado 22 de mayo, pero en Canarias, no comenzamos demasiado bien con la aprobación de un nuevo Catálogo de Especies Protegidas. No parece que el pensamiento "Hitamo" haya tenido demasiada influencia sobre los redactores de este nuevo instrumento, envuelto en ropajes legales y criticado por todos los expertos en el asunto, puesto que subyace una visión territorial sobre la natural del medio ambiente. Así, si una especie sale del hábitat o reserva que se le asigna, deja de estar protegida. De modo, que imagínense que están en Ruanda y se sale un gorila de la reserva en busca de comida. Según nuestro Catálogo, en el mismo momento que aparezca en la calle Pérez Galdós, ya se le puede pegar un tiro. De hecho, se ha puesto en práctica con la muerte a tiros de unos tigres que se escaparon de su zoológico para darse un paseo por el campo.¿Lo recuerdan?

Y aunque volvamos a celebrar, año tras año, este Día, no parece que vaya calando el mensaje. ¿Qué mensaje? Pues que somos una especie más en este planeta.

Muchas especies. Un planeta. Un futuro. Este es el lema elegido por Naciones Unidas este año. Somos una especie más y compartiremos el destino de las que van desapareciendo porque su hábitat también es el nuestro: un planeta. Compartiremos su destino porque su presente es nuestro futuro: un futuro. Todo está íntimamente relacionado en el Planeta, nada está bajo control humano, aunque se pretenda hacernos creer lo contrario. La tecnología no ha conseguido darle al interruptor para apagar un volcán.

Pero, sin embargo, se va imponiendo un modelo de desarrollo que tiene su reflejo en los papeles que dictamos todos los días. El ser humano no sabe ya vivir con la naturaleza ni de la naturaleza. La sobreexplota. También atormenta a otros seres humanos y trafica con ellos.Especie depredadora, es lo que somos. En el modelo que se impone todo es regulado, nada queda fuera de control. Los peatones circulan por la izquierda en carretera y las especies que comparten este planeta con nosotros deben hacerlo en las reservas naturales. Fuera de este ámbito es una intromisión y un peligro. Ese modelo está anclado también en el nuevo Catálogo de Especies, y el desarrollo sostenible no se sostiene, cuando lo primero que se manifiesta públicamente al aprobarse no es que por fin hemos protegido a este pececillo o aquella avecilla. No, lo primero que declaran nuestros políticos es: "por fin se podrá construir el puerto de Granadilla". Total esos yerbajos en forma de sebadales no albergaban ya especie alguna. Se los traduzco, imagínense las praderas de la sabana sin gacelas, ¿para qué servirían las praderas si no quedaran gacelas? Ese es nuestro pensamiento, ese es el modelo, esa es la frontera geográfica de nuestro cerebro: ¿para qué nos sirve? Con esa pregunta realmente queremos decir "qué podemos sacar de provecho". Rentabilidad al máximo de la naturaleza, traducción a dinero, si no de qué nos sirve. A nosotros. A nosotros. Los demás, muchas especies, quedarán por el camino. El puerto traerá prosperidad y riqueza para todos. Se desprotegen los sebadales, es decir, se desprotege un habitat. Se desprotege por ley. No nos sirve para nada. "Hitamo", perdón.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

ARRANCA EL CONSEJO MUNICIPAL DE PATRIMONIO HISTÓRICO

ARRANCA EL CONSEJO MUNICIPAL DE PATRIMONIO HISTÓRICO

El Consejo Municipal de Patrimonio Histórico tiene entre sus objetivos el asesoramiento, la consulta, la deliberación y la participación ciudadana en materia de patrimonio histórico y artístico.

 

El Ayuntamiento de Santa Brígida cuenta desde ayer con un Consejo Municipal de Patrimonio Histórico, que es otro órgano más de participación ciudadana,  “este nuevo órgano es reflejo de la política de transparencia que está imprimiendo Los Verdes al Pacto de Gobierno”.

 

El Consejo Municipal aspira a convertirse en el órgano colegiado del Ayuntamiento de Santa Brígida para el asesoramiento, la consulta y la participación ciudadana en todos los asuntos relacionados con el patrimonio histórico artístico. Igualmente, se propondrá la realización de estudios e investigaciones de interés para el mejor conocimiento del patrimonio de la Villa de Santa Brígida.

 

En su primera reunión el Consejo Municipal de Patrimonio Histórico ha manifestado, entre otros asuntos,  el deseo de hacerse con la biblioteca Morales Padrón e impulsar el Casco Histórico para que se declare Bien de Interés Cultural.

 

El concejal de Patrimonio y presidente del Consejo, Antonio Ramírez,  destacó que entre los objetivos y competencias de este Consejo Municipal de Patrimonio Histórico, está el conocer e informar sobre los proyectos de arquitectura, pintura, escultura o planes urbanísticos, que se desarrollen a nivel general y que afecten al conjunto histórico artístico o a los bienes públicos catalogados; conocer e informar sobre las actuaciones relacionadas con el patrimonio arqueológico, etnográfico, artístico y monumental que se desarrollen en este municipio;  conocer e informar sobre los proyectos de normativas e instrumentos de planeamiento u ordenación que afecten al patrimonio histórico; promover actuaciones con otras Administraciones Públicas y con los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad para coordinar la defensa y conservación del Patrimonio Histórico de la Villa; promover actividades de divulgación e información sobre el Patrimonio Histórico de la Villa de Santa Brígida.

 

Además de las anteriores, el Consejo Municipal de Patrimonio Histórico, tiene entre sus funciones formular recomendaciones a la Administración Municipal relativas a la adopción de acciones y medidas conducentes a la mejor conservación del patrimonio histórico; velar por la protección y difusión del patrimonio histórico documental y archivos del municipio; proponer la realización de estudios e investigaciones de interés para el mejor conocimiento del patrimonio histórico de la Villa de Santa Brígida; prestar asesoramiento en general al Ayuntamiento sobre aquellas actuaciones que afecten al patrimonio histórico del municipio; proponer la adopción de medidas conducentes al enriquecimiento de los bienes integrantes del patrimonio histórico y artístico de la Villa de Santa Brígida y formular cualquier otra propuesta tendente a la conservación y protección del patrimonio histórico.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

DIA MUNDIAL DEL MEDIO AMBIENTE

DIA MUNDIAL DEL MEDIO AMBIENTE

 

Dos son las noticias de esta semana pasada que nos definen a la perfección el estado del Planeta ante la cita obligada del Día Mundial del Medio Ambiente. Una de ellas tiene como escenario a Suecia y la otra a España. En el país escandinavo han detenido a dos personas que planeaban atentar contra una central nuclear situada al sur del país. Suecia cubre el 50 % de su consumo energético con energía atómica. Los dos detenidos venían supuestamente a efectuar unas reparaciones afortunadamente fueron interceptados por el equipo de seguridad de la central.

 

La otra noticia sucede en Daimiel, un Parque Nacional en Castilla-La Mancha creado en el año 1973. pues bien, ahora la UNESCO quiere retirar las Tablas de Daimiel de la Lista de Reservas de la Biosfera, es decir, plantea dejar sin protección al humedal más famoso de España.

 

Hace más de tres años que ya no entra agua alguna, entre otros motivos porque hay miles de pozos ilegales que han esquilmado el acuífero y han dejado sin vida la Tablas. En Daimiel, el proceso se inició con Franco pero continuó en democracia. Resultaba impopular precintar los pozos porque al abrigo del agua se habían instalado agricultores para los que el agua era esencial porque pasaron de un cultivo tradicional de secano a otro de regadío. El desarrollismo consiste exactamente en esto, en consumir sin tino un recurso escaso porque no se es consciente de su límite. El mañana ya está aquí y sin remedio, ha tardado 35 años en llegar pero llega. Las Tablas de Daimiel ya no existen. Lo siguiente en caer será la agricultura y los agricultores que se establecieron aprovechando la riqueza y la abundancia del boom del agua. Detrás de una catástrofe medioambiental viene una catástrofe económica y humana. Siempre y sin excepción.

¿De qué manera están relacionadas estas dos noticias? Pues bien, desde mi punto de vista, resumen e ilustran muy bien la realidad de nuestro planeta y la fragilidad de nuestro modo de vida. Dependemos de la energía y del agua. Sin estos dos bienes de consumo nuestro modelo de sociedad se derrumbará Y en esto estamos. James Lovelock, padre de la teoría de Gaia, proclama hoy a los cuatro vientos que si no damos un salto hacia la energía nuclear no llegaremos a tiempo de parar el vertiginoso cambio climático que tenemos encima. En otras palabras, sostiene que la energía atómica no produce CO2 y por lo tanto es una energía limpia. Esto es cierto en un aspecto, no contribuye al efecto invernadero, pero no es limpia, no es renovable y no es segura. La noticia de Suecia es alarmante y real, no hace falta pensar en accidentes fortuitos, otros ya las tienen en el punto de mira. Por lo tanto, no es segura. Las reservas de uranio también se agotan, como le ha sucedido al petróleo, por lo tanto no es renovable. Y los residuos son un problema, por lo tanto no es limpia. Agarrarse a la energía nuclear es factible, claro que sí, pero ¿es deseable? ¿Está el Primer Mundo dispuesto a que se instalen este tipo de centrales en zonas de dudosa estabilidad política en África o Asia? No lo creo ¿Qué estamos salvando con esta propuesta nuclear? Sólo nuestra forma de vida derrochadora de energía y contaminante. Estamos viviendo las consecuencias de las emisiones de los últimos 40 años. Aunque tomemos medidas hoy, no notaremos efecto alguno hasta dentro de 35 años. Pero si no hacemos nada hoy, ya no habrá nada que hacer.

 

En cuanto a Canarias, el problema del agua lo podemos abordar comprando pozos como se plantea hacer alguna institución, pero lo único que conseguiremos es desecar el acuífero como ha sucedido en Daimiel. La situación es de tal calibre que entraremos en crisis bien pronto, porque la factura del petróleo también afecta al agua. Desalamos con petróleo y aun no hemos sido capaces de aprovechar íntegramente el ciclo del agua. Ya no estamos en disposición de seguir derrochando materias primas. Hay que conseguir cerrar el ciclo del agua y de la energía para paliar la época de vacas flacas que se avecinan. Las energías renovables son un reto, pero solo han servido, tengo la impresión, para seguir viviendo igual. No hay cambio en nuestro modelo de vida. Sin cambio no hay futuro.

 

¿Puede un municipio como Santa Brígida hacer frente a la crisis de agua y de energía? Sí puede. La agricultura ha ido desapareciendo en Medianías y la vegetación crece sin control convirtiéndose en combustible para incendios en toda la isla. Pero justamente esa vegetación es biomasa y podemos transformarla en energía. No hay muchos pozos, pero aunque los hubiera no deberíamos extraer agua de ellos. Son el bebedero de nuestros árboles, son la reserva en caso extremo. Debemos reforestar y aprovechar ese caudal de aguas residuales que bajan por Barranco Seco. Un vecino se acercó a mi despacho hace unos meses para proponer un proyecto muy vanguardista. Aprovechar las aguas residuales para hacer una depuradora y tras su tratamiento utilizarla para regar su finca. Aún no se había planteado aprovechar el metano, pero ese es el camino. Reciclamos vidrio, papel, plástico, y materia orgánica, pero aún no somos capaces de reciclar el agua de forma intensiva. Ese es el reto de este nuevo milenio: que el agua sucia se transforme en agua limpia y que las islas organicen pequeñas centrales de biogás y de tratamiento de aguas. Es decir, hay que cuidar el agua, la energía y el entorno, pues si no garantizamos estos elementos, la crisis humanitaria y económica en Canarias será inimaginable.

 

Amalia Bosch Benítez

Concejala de Medio Ambiente del Ayuntamiento de la Villa de Santa Brígida

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres