Blogia
LOS VERDES DE SANTA BRÍGIDA

Los Verdes de Santa Brígida van a preparar una ordenanza sobre el ruido

Los Verdes de Santa Brígida van a preparar una ordenanza sobre el ruido

EL AYUNTAMIENTO DE SANTA BRÍGIDA ESTABLECERÁ UNA ORDENANZA MUNICIPAL SOBRE CONTAMINACIÓN ACÚSTICA DESTINADA A LA MEJORA DE LA CALIDAD DE VIDA DE LOS SATAUTEÑOS

Con la nueva normativa se regulará el horario de obras privadas y públicas, se controlarán las emisiones de ruido en toda la Villa y se establecerán  límites regulados de decibelios

 

El Ayuntamiento de Santa Brígida, que preside Lucas Bravo de Laguna, establecerá una Ordenanza Municipal sobre contaminación acústica destinada a mejorar la calidad de vida de los satauteños. La medida, que parte de la Concejalía de Urbanismo, Medio Ambiente y Vivienda, que coordina Amalia Bosch, se ajustará a la normativa europea que regula el control del ruido en los ámbitos residenciales y a la propia Ley Ruido aprobada por el parlamento español. Con esta ordenanza se pretende conseguir, entre otros objetivos, que haya un horario regulado para la realización de obras públicas o privadas, que se controlen las emisiones de ruido en toda la Villa, o que se establezcan límites de decibelios que eviten la contaminación acústica.

 

Amalia Bosch manifestó que la regulación irá dirigida a las maquinarias, obras o actividades personales que produzcan ruidos o vibraciones. “No se trata-indicó- de prohibir por completo el ruido, sino de impedir que éste pueda terminar afectando a la salud de los ciudadanos o que evite el descanso en unas condiciones óptimas, sobre todo dentro del horario nocturno y en los fines de semana”.

Amalia Bosch recordó que el ruido está considerado por algunos especialistas como uno de los problemas ambientales más dañinos para la salud de las personas. Bosch añadió que, en comparación con otros contaminantes del medio ambiente, “el control de ruido no es del todo suficiente, en muchos casos debido a la falta de conocimiento de los efectos nocivos que conlleva la exposición a él”.

 

“En la Villa de Santa Brígida - insiste Amalia Bosch- carecemos de una normativa que regule la contaminación acústica, y esta carencia va siempre en detrimento de las personas”. “Como quiera que una de nuestras prioridades es el respeto al ser humano, al descanso y a la calidad de vida de los satauteños –concluyó- desde el Gobierno municipal hemos iniciado el procedimiento para elaborar unas ordenanzas municipales que protejan a las personas frente a la contaminación acústica generada por el tráfico, bares y locales al aire libre, obras mayores, y obras públicas, entre otras actividades”.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

1 comentario

pepe -

fuerte m****a de pueblo¡¡
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres